NULL
Mascotas
¿Por qué debes premiar a tu mascota?
adminLaTorre
7 octubre, 2015

¿Por qué debes premiar a tu mascota?

Para tener un perro o gato equilibrado y muy obediente NO son necesarios los castigos ya que eso únicamente causa inseguridad en el peludo, por eso se deben utilizar lo menos posible en la educación y establecimiento de reglas de tu mascota. Obviamente es necesario entrenarlos e instruirlos en ciertas áreas ya sea por diversión o para crear un ambiente armónico entre la familia humana y los peludos. Pero se deben utilizar otras técnicas.

Además es importante que como amo inicies el adiestramiento desde que son cachorros para que en el futuro sea un adulto bien educado. Pero no te preocupes porque si adoptaste un peludo que ya es adulto aún tienes la posibilidad de orientarlo hacia el buen comportamiento, sólo necesitas conocer algunas técnicas que te ayudarán a cumplir el objetivo.

Continuando con las técnicas para hacer de un peludo un buen inquilino, la más popular es la de los premios que pueden ser caricias, juegues o croquetas. Pero, ¿por qué debes premia a tu mascota?, pues tiene dos respuestas. La primera es porque el castigo no es funcional y la segunda la encontrarás a continuación.

Fomenta el buen comportamiento

La primera razón es para motivar al peludo a que se comporte de la mejor manera posible. Para esto se deben establecer reglas de convivencia que deben cumplir desde los pequeños en el hogar hasta la abuelita. Es decir para lograr que el perro o gato se comporte como un miembro humano de la familia todos deben actuar de la misma forma cuando lo vean realizando algunas travesuras.

Si estableces normas de convivencia y educas a toda la familia para que fomente a los peludos a cumplirlas, todos deben saber que los premios siempre se los tienen que proporcionar para que de esa forma los pequeños cuadrúpedos puedan relacionar el premio con algo positivo qué están haciendo.

Para educar en algunas áreas

Las croquetas o las caricias son muy funcionales cuando intentas educar a tu peludo para que de la pata, se siente o simplemente acuda a tu llamado. Cuando lo estés educando debes premiarlo con lo que más le guste pero debes continuar con los incentivos cuando le digas que de la pata o cuando lo llames. No es necesario que tengas comida a la mano. ¡Muy bien! O ¡Felicidades! Acompañado de una caricia será muy útil para que entienda que lo que hizo fue espectacular y que estás orgullo de lo que hace.

Refrescar la memoria

Mientras estás en proceso de educación, entrenamiento o establecimiento de normas es muy importante utilizar los incentivos pero luego que le has enseñado algún truco o lo has educado para que tenga un comportamiento determinado en el hogar, los premios no deben desaparecer.  Es importante que continúes otorgándole incentivos en  la forma que la que más le guste pero eso sí con menor frecuencia porque si lo haces con la misma constancia que cuando lo estabas educando, entonces se convertirá en una rutina y los premios ya no serán algo único y espectacular que recibe por su buen comportamiento. Sólo debes hacerlo para que recuerde, que cuando se comporta muy bien obtiene beneficios.

No importa si el peludo dejo de hacer sus necesidades fisiológicas donde no debía o ya no salta, ni saluda a las visitas eufóricamente, lo importante es hacerle saber que algo está haciendo bien y porque no hacerlo con una sesión de caricias o unas exquisitas croquetas que devorará en menos de treinta segundos.


Las razones para premiar a tu mascota sobran, sólo basta con que encuentres un motivo para que los puedas consentir y pasar un tiempo a su lado a través del entrenamiento o educación. Ya que tienes algunas excusas para darle un regalo a tu mascota no olvides siempre tener a la mano lo que más le gusta; las caricias y la comida. ¡Suerte!

 

541c52225d91e1d31801fd71_share.png
Compartir